El Ayuntamiento de Madrid intenta impidir una carrera popular contra la deuda externa

Miércoles 26 de septiembre de 2007

La Campaña ¿Quién debe a quién? lleva intentando legalizar una carrera popular contra la deuda externa desde principios de julio a tener lugar el 20 de octubre, pero el Ayuntamiento de Madrid la ha denegado a pesar de las propuestas alternativas de la campaña.

Del 14 al 21 de octubre se realiza la Semana Internacional contra la Deuda Externa. En Madrid, la campaña ¿Quién debe a quién? decidió, a finales de junio, realizar una carrera popular que reivindicase la abolición de la deuda externa. Un acto que mezclase lo lúdico con lo deportivo recogiendo este mensaje de lucha contra uno de los mecanismos que están subyugando a los países del Sur.

En julio se presentó la petición de legalización en la Delegación del Gobierno, a lo que esta contestó que los temas deportivos los lleva el Ayuntamiento. Aunque el acto tiene también un fuerte carácter político, lo que hacía que la Delegación del Gobierno tuviese competencias para legalizarlo, la campaña se dirigió al Ayuntamiento.

La respuesta del municipio sólo llegó a finales de agosto, denegando el permiso alegando problemas de movilidad. Desde esa fecha se intentaron iniciar negociaciones con el Ayuntamiento para solventar los problemas de movilidad buscando otros recorridos, pero no hubo respuesta por parte de la municipalidad. Esto motivó que la campaña ¿Quién debe a quién? incitase a las personas que le son cercanas a que mandasen correos al ayuntamiento pidiendo la legalización de la carrera. En cuatro días llegaron al municipio más de 1000 correos electrónicos de apoyo al acto.

Sólo el 20 de septiembre se consiguió una entrevista con Francisco Sacaluga, jefe de Actos Públicos del Ayuntamiento. En la entrevista la campaña ¿Quién debe a quién? presentó las siguientes propuestas de recorrido:

1. Parque de la plaza España, luego recorrer la calle Ferraz hasta el final, paseo de Moret, calle de la Princesa, calle de Fernández de los Ríos, camino peatonal entre calle de Fernández de los Ríos y avenida de los Reyes Católicos, vuelta por la Avenida de los Reyes católicos, camino Peatonal paralelo a la Avenida del Arco de la Victoria, pasando por delante del Museo de las Américas, plaza del Cardenal Cisneros y avenida Complutense hasta el metro de Ciudad Universitaria.

2. Parque de la plaza España, calle de la Princesa, calle de Fernández de los Ríos, camino peatonal entre calle de Fernández de los Ríos y Avenida de los Reyes católicos, vuelta por la Avenida de los Reyes católicos, camino Peatonal paralelo a la Avenida del Arco de la Victoria, pasando por delante del Museo de las Américas, plaza del Cardenal Cisneros y avenida Complutense hasta el metro de Ciudad Universitaria . Como se puede observar la distorsión del tráfico en ambas propuestas, especialmente en la segunda, es mínimo.

El 25 de septiembre por la tarde la campaña ¿Quién debe a quién? obtuvo, vía telefónica, la respuesta a su petición. El ayuntamiento planteó realizar el evento en la Casa de Campo, con lo cual la visibilidad pública del mismo es nula. La segunda posibilidad que el Ayuntamiento plantea es cambiarla al domingo coincidiendo con la manifestación contra la pobreza, que la misma campaña apoya, lo cual sería un sinsentido. La imposibilidad y el absurdo de realizar este acto en un lugar sin visibilidad pública o coincidiendo con otras movilizaciones ya había sido expresada por ¿Quién debe a quién? al señor Sacaluga en la entrevista.

Todo esto lleva a pensar a la campaña ¿Quién debe a quién? que el Ayuntamiento de Madrid está impidiendo la libre expresión de los movimientos sociales madrileños en una muestra por su falta de respeto por la mínima expresión democrática. Además, la campaña no entiende como el Ayuntamiento se vanagloria de presentar la candidatura de la ciudad para las olimpiadas del 2016, mientras impide la práctica deportiva popular por las calles madrileñas.

Por último, ¿Quién debe a quién? anuncia que, si finalmente no puede realizar la carrera, considerará que el Ayuntamiento de Madrid es uno de los agentes que está impidiendo la reclamación de la abolición de la deuda externa y les señalará en los actos que organice en la Semana Internacional contra la Deuda Externa.

En los últimos días numerosas organizaciones, como por ejemplo la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, así como consejales de Madrid y diputados del Congreso han mostrado su solidaridad con la carrera popular y se han comprometido a presionar al Ayuntamiento de Madrid para que se solucione cuando antes esta situación.