Una semana contra la deuda externa

Miércoles 26 de septiembre de 2007

Enlace a la web: http://www.diagonalperiodico.net/ar...


“Desafiar a los gobiernos” es el objetivo de la Semana de Acción Global contra la Deuda y las Instituciones Financieras promovida por 300 organizaciones en 60 países.

Del 14 al 21 de octubre cerca de 300 organizaciones denunciarán a la banca internacional, las corporaciones transnacionales y los organismos como el FMI y el Banco Mundial que celebran del 20 al 22 del mismo mes su asamblea anual en Washington. En el Estado español se organizan múltiples acciones para evidenciar el incumplimiento del Gobierno en la gestión de la deuda y sus políticas que generan cada vez más empobrecimiento y cambio climático.

El pasado 27 de septiembre, un centenar de personas protestaron en Madrid contra las políticas comerciales de la Unión Europea (UE). Con una concentración ante la sede de la Comisión Europea, participaron en lo que fue el Día de Acción Global para detener los Acuerdos de Asociación Económica entre la UE y 79 países de África, Pacífico y Caribe (ACP). En más de 36 países hubo manifestaciones y actos públicos. También en Vigo y Bilbao se realizaron actos de censura contra el papel de la UE en el mundo.

Las organizaciones denuncian que la UE emplea la deuda y la cooperación al desarrollo como palancas para lograr acuerdos comerciales que logran mantener el crecimiento económico y optimizar sus ventajas comparativas en el mercado global. Así ocurre con las negociaciones actuales entre la UE y los países ACP que llevarán a mayores índices de desigualdad social y pobreza por medio de la destrucción de industrias locales y la agricultura campesina familiar. La Comisión Europea está presionando para que estos acuerdos comerciales entrañen la liberalización de las inversiones para un acceso más fácil a los recursos naturales y sobre todo energéticos; para el comercio de servicios y la contratación pública, al igual que compromisos claros con respecto a los derechos de propiedad intelectual. Ante la fecha límite, puesta por la Organización Mundial de Comercio, para el 31 de diciembre, la UE amenaza a los países ACP con recortes en la cooperación si no se llega a un acuerdo. El Estado español se encuentra, según Oxfam, entre el grupo de países de la UE de línea más dura, que busca cerrar un acuerdo comercial en el que primen los intereses comerciales europeos.

Daños colaterales

“África exporta flores, diamantes, oro y petróleo, para poder importar comida siendo un continente agrícola, y por ello debemos alejarnos de esta orientación de las exportaciones y de nuestra dependencia de ayuda financiera de Europa”, comenta Dot Keet, profesora de política económica de Sudáfrica. “Tienen un déficit con Europa que cubren con créditos y remesas de los africanos que trabajan en la UE. Así crece la deuda a pesar de que los países africanos hayan pagado con creces sus deudas”, aclara la activista del Southern African Peoples Solidarity Network.

“El problema de la deuda no terminó”, constata el llamamiento internacional para la semana de acción, “pese a todas las promesas ofrecidas por los gobiernos acreedores y las instituciones financieras y los pagos por adelantado de muchos gobiernos en el Sur”. “Es inmoral que el mundo rico continúe exigiendo al Sur el pago de deudas surgidas de las injustas relaciones económicas que empobrecen al Sur y enriquecen al Norte”, opina Iolanda Fresnillo de ¿Quién debe a quién?, una campaña que se ha convertido en uno de los referentes en el seguimiento, la denuncia y la difusión de todo aquello que rodea la problemática de la deuda externa y la deuda ecológica.

Tom Kucharz / Madrid (Ecologistas en Acción)

Fuente: Periódico Diagonal